La Planta de Tratamiento de Agua Potable de Sonsón fue inaugurada en 1971 para una capacidad máxima de 120 litros por segundo, en la actualidad se usa con un promedio de 45 litros por segundo. Con estrictos procesos de calidad que nos han hecho acreedores de las certificaciones más rigurosas, tenemos agua 100% potable y tratada para el disfrute de toda la comunidad, nuestra agua puede ser tomada directamente de la llave.

El proceso de potabilización llevado a cabo por los técnicos de nuestra empresa tiene como objetivo la conversión del agua desde su estado natural hacia agua potable, tratada y 100% consumible. Este proceso es complejo y costoso, y se lleva a cabo en las plantas potabilizadoras que posee Aguas del Páramo tanto en el Área Urbana como en el corregimiento La Danta.

 

A continuación se presentan las etapas por las que debe pasar el agua, con el propósito de llegar en las condiciones adecuadas para su consumo de todos los hogares:

  • Canalización: Una vez que el agua ha sido captada de la bocatoma, debe ser conducida hacia la Planta de Tratamiento. Para ello, en Sonsón, se utiliza el sistema de aducción que consiste en transportar por gravedad ya que la bocatoma está a un nivel más elevado que la Planta de Tratamiento.

  • Floculación: El agua posee sustancias o partículas que se encuentran en suspensión. Para que estas partículas puedan eliminarse, deben ser sometidas a un proceso químico denominado floculación. En este proceso se aplican agentes químicos, denominados coagulantes, que producen que estas partículas se unan formando los “flocs”. Esta aglomeración de partículas, al ser más pesada que cada partícula individual, se asienta, eliminando la turbiedad y permitiendo que el agua pueda clarificarse. 

  • Decantación: Se ubica el agua en una gran pileta donde permanece quieta, produciéndose la separación del líquido y de los sólidos. Estos últimos se depositan en el fondo por su propio peso.

  • Filtración: Es el proceso mediante el cual se hace pasar el agua a través de filtros, en donde se eliminan los pocos grumos o flóculos que hayan quedado. El resultado final de la filtración será un agua más clara, eliminando hasta un 95% de todos los microorganismos presentes.

  • Cloración o Desinfección: Es el proceso en el que se destruyen los agentes microbianos que pudiesen estar presentes en el agua. Para ello se utiliza hipoclorito de sodio. Éste es el último paso en la potabilización del agua. 

  • Almacenamiento y Distribución: El agua tratada en la Planta de Tratamiento de Agua Potable se almacena en dos tanques de la Empresa, desde donde es distribuida por red a los domicilios de cada cliente. El tanque 1 distribuye para las mallas 1, 2 y 3, el tanque 2 distribuye hacia la malla 4 que es para el sector de Fátima y alrededores.

 

Vea también...

Servicios

peti.jpg